Buscar en

"Los alcaldes están a la vanguardia del liderazgo en salud urbana"

  • Visto - 569

Descripción

El 2 de octubre, el GCH facilitó un oportunidad única para que los alcaldes se reúnan con el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General, Organización Mundial de la Salud (vea sus comentarios aquí). En esta entrevista, comparte sus opiniones sobre la salud urbana, el papel de los gobiernos locales y el futuro del multilateralismo.

¿Cuál es el principal mensaje que los alcaldes deberían extraer de su discurso?

Los alcaldes y los dirigentes urbanos desempeñan un papel fundamental a la hora de abordar una amplia gama de retos sanitarios en sus ciudades, que abarcan las enfermedades no transmisibles, las enfermedades infecciosas, los traumatismos y la violencia, las desigualdades sanitarias y la seguridad sanitaria y la preparación para emergencias.

Los alcaldes están a la vanguardia del liderazgo en materia de salud urbana, y sus acciones pueden repercutir significativamente en la salud y el bienestar de sus ciudadanos. Los alcaldes y otros líderes políticos y comunitarios locales también desempeñan un papel crucial en la prevención, preparación, respuesta y recuperación ante emergencias sanitarias.

La OMS se dedica a apoyar a los alcaldes y dirigentes urbanos en sus esfuerzos por mejorar los resultados sanitarios y la seguridad sanitaria de las poblaciones urbanas. Los recursos técnicos y los marcos de la OMS sobre salud urbana incluyen las Directrices de la OMS sobre vivienda y salud, el libro de consulta sobre la integración de la salud en la planificación urbana y territorial, y el Marco para reforzar la preparación ante emergencias sanitarias en ciudades y entornos urbanos.

Es crucial reconocer que el impacto del liderazgo de un alcalde en materia de salud urbana se extiende más allá de los límites de la ciudad cuando participan activamente en iniciativas internacionales y multilaterales. La Declaración de los Alcaldes para una Mejor Prevención, Preparación y Respuesta ante las Pandemias, firmada por más de 70 alcaldes de todo el mundo, aboga por la equidad y por un enfoque integral de todo el gobierno en el nuevo acuerdo sobre pandemias que están negociando actualmente los Estados Miembros de la OMS. El acuerdo hace referencia al trabajo de la OMS sobre preparación para emergencias sanitarias urbanas, que apoya los esfuerzos de los países para que sus ciudades estén mejor preparadas ante amenazas y emergencias sanitarias.

 

¿Cómo colabora la Organización Mundial de la Salud con los gobiernos locales? ¿Podría dar ejemplos concretos al respecto?

La OMS ha creado varias redes mundiales de ciudades y colabora con ellas para facilitar el intercambio de experiencias y prestar apoyo a las iniciativas locales de mejora de la salud urbana.

Algunas de estas redes multipartitas son:

  • BreatheLife: la red BreatheLife reúne a ciudades, regiones y países dedicados a mejorar la calidad del aire y colaborar en soluciones innovadoras para combatir la contaminación atmosférica y hacer frente a la mitigación del cambio climático.
  • Red Mundial de Ciudades y Comunidades Adaptadas a las Personas Mayores (GNAFCC): Creada en 2010, la GNAFCC conecta a ciudades, comunidades y organizaciones de todo el mundo con el objetivo común de crear comunidades que sean lugares ideales para que las poblaciones mayores vivan y prosperen.
  • Asociación de Ciudades Saludables (APS): La Alianza de Ciudades Saludables, apoyada por Bloomberg Philanthropies en colaboración con la OMS y Vital Strategies, comprende una red mundial de 70 ciudades, y se ha comprometido a salvar vidas mediante la prevención de enfermedades no transmisibles (ENT) y lesiones.
  • Redes Regionales de Ciudades Saludables: Cada una de las seis regiones de la OMS ha puesto en marcha una Red de Ciudades Saludables, teniendo en cuenta los distintos contextos de gobernanza urbana y las prioridades regionales en materia de salud urbana.

La OMS presta apoyo a los gobiernos subnacionales en la elaboración, aplicación, seguimiento y evaluación de políticas destinadas a promover la salud urbana. Por ejemplo:

  • La Iniciativa de Salud Urbana (UHI) de la OMS: UHI dota a los responsables de la toma de decisiones de herramientas y orientaciones para evaluar exhaustivamente los posibles beneficios y riesgos para la salud asociados a los contaminantes atmosféricos y climáticos. Esta evaluación sirve como prueba sólida que puede compartirse con el público antes de introducir y aplicar políticas y estrategias locales de reducción de emisiones.
  • El proyecto Gobernanza Urbana para el Bienestar Sanitario (UGHW): La OMS colabora con los alcaldes de cinco ciudades -Bogotá (Colombia), Ciudad de México (México), Khulna City (Bangladesh), Douala (Camerún) y Túnez (Túnez)- para mejorar los mecanismos existentes de gobernanza urbana participativa para la salud y el bienestar. Esto se consigue mediante la colaboración multisectorial, la participación de la comunidad y la promoción de innovaciones sociales y diálogos a nivel local.

 

¿Qué implicación y actuación espera de los gobiernos locales en materia de salud urbana?

Los gobiernos locales están en una posición única para comprender las necesidades sanitarias específicas de sus comunidades a través de un estrecho compromiso con los residentes. Además, los gobiernos locales tienen la capacidad de aplicar rápidamente medidas durante emergencias y otras amenazas para la salud.

Los gobiernos locales pueden liderar los esfuerzos para mejorar la calidad del aire, garantizar el acceso al suministro de agua potable y la mejora del saneamiento, y participar en una planificación urbana saludable. Pueden aplicar políticas de entornos sin humo, hacer cumplir las medidas de seguridad vial, promover sistemas alimentarios y dietas saludables, gestionar el medio ambiente para controlar las enfermedades transmitidas por vectores y prepararse para emergencias sanitarias. También son agentes fundamentales en el ciclo de las emergencias y resultan esenciales para la vigilancia, el seguimiento y la participación de la comunidad, así como para llegar a las poblaciones vulnerables.

Los gobiernos locales deben reconocer las profundas interconexiones entre la salud y el bienestar en las zonas urbanas y los complejos sistemas urbanos. Estos sistemas urbanos abarcan diversos sectores, como la vivienda, el transporte, la energía, la ordenación del territorio, el agua y el saneamiento, la agricultura urbana y la gestión de residuos. Las medidas adoptadas en un sector pueden afectar a otros de forma no intencionada.

De ahí que los gobiernos locales deban tratar de adoptar enfoques estratégicos y holísticos. Para aplicar eficazmente este enfoque multisectorial, los gobiernos locales deben mejorar su comprensión y desarrollar capacidades en ámbitos políticos transversales, como la generación de pruebas y el trabajo con ellas, la gobernanza y la financiación, la innovación y las asociaciones y la participación.

 

¿Cómo ve el futuro del multilateralismo integrador?

El multilateralismo inclusivo saldrá ganando con la participación activa de alcaldes y líderes urbanos, ya que ofrece una vía para encontrar soluciones más eficaces, localizadas y centradas en las personas para los retos mundiales.

Los alcaldes están en primera línea a la hora de abordar problemas mundiales acuciantes, como el cambio climático, las crisis de salud pública y la equidad social. Poseen una comprensión más matizada de las necesidades de sus comunidades y electores, y aportan perspectivas inestimables para garantizar que las políticas e iniciativas mundiales se ajusten estrechamente a las realidades sobre el terreno.

Además, los alcaldes están bien posicionados no sólo para dar forma a las políticas mundiales, sino también para desempeñar un papel fundamental en la localización y aplicación de los programas mundiales, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Al alinear las políticas y acciones locales con estas estrategias globales, los alcaldes acortan la distancia entre las aspiraciones internacionales y el progreso práctico y cotidiano necesario en las ciudades y las zonas urbanas.

De cara al futuro del multilateralismo integrador, los alcaldes tienen un papel fundamental que desempeñar en la promoción y la diplomacia. Los líderes locales pioneros ya han demostrado su capacidad para el compromiso diplomático y la cooperación internacional. Cabe esperar que cada vez más alcaldes participen en la diplomacia y las negociaciones mundiales, reforzando su voz en los foros internacionales.

Los mecanismos de colaboración que fomentan los intercambios y las asociaciones entre ciudades y alcaldes serán cada vez más cruciales, ya que permitirán a diversos líderes presentar mensajes coherentes y colectivos para abordar los retos comunes de la salud urbana.

22 de diciembre de 2023