Buscar en

Las ciudades tienen el potencial de impulsar iniciativas innovadoras en materia de drogas que pueden inspirar un cambio nacional

  • Visto - 267

Descripción

 

El 26 de junio de 2024, con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, el Global Cities Hub (GCH) organizó un Debate Urbano en Ginebra sobre "Impulsar la reforma de la política de drogas a escala local". El acto fue coorganizado por la Comisión Global de Políticas de Drogas (GCDP), ONU-Hábitatcon el patrocinio de las Misiones Permanentes de Colombia, Rumanía, Sudáfrica y Suiza, el Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH), Reducción de Daños Internacional y el "Apoyar no castiga" campaña.

 

El Debate Urbano de Ginebra puso en primer plano una cuestión que no suele debatirse en el ecosistema internacional ginebrino y a un nivel que suele olvidarse, es decir, el local. Por lo tanto, fue muy interesante escuchar lo que se está haciendo a nivel de ciudad en términos de políticas locales sobre drogas. En las últimas décadas, ante la dura realidad local de los consumidores de drogas, muchas ciudades se han ido alejando de la represión y la criminalización para favorecer la reducción de daños, la seguridad, la salud pública y seguir un enfoque basado en los derechos humanos. Debido a su proximidad a la población afectada y a su capacidad para responder de forma rápida y pragmática a las necesidades locales, las ciudades están especialmente bien situadas para desarrollar y aplicar políticas eficaces e innovadoras en materia de drogas. Al hacerlo, la experimentación y los esfuerzos de las ciudades pueden orientar la respuesta de la comunidad internacional al problema mundial de las drogas.

 

 

Con más detalle:

 

La Comisión Global sobre Políticas de Drogas (GCDP) -un grupo de eminentes personalidades deseosas de inspirar una mejor política de drogas a escala mundial- ha apoyado la iniciativa de las ciudades de adoptar enfoques más integrados en materia de drogas, teniendo en cuenta la salud pública, los derechos humanos, la justicia social y la seguridad. El GCDP ha celebrado recientemente varias consultas con ciudades, con el objetivo de desarrollar una estrategia de las ciudades para la reforma de la política de drogas que incluya un conjunto de principios comunes para orientar a las autoridades locales. En la mayoría de los casos, la actuación a nivel local proporciona soluciones rápidas, adaptadas y centradas en la comunidad para abordar los urgentes y diversos retos de los consumidores de drogas. Como menciona Michel Sidibé, miembro del GCDP y antiguo Director Ejecutivo de ONUSIDA, "Las ciudades tienen el potencial de impulsar iniciativas innovadoras que pueden inspirar un cambio nacional".

 

Varias entidades de la ONU trabajan en el tema de las drogas, entre ellas ONU-Hábitat y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH). Como principal organismo de la ONU que se ocupa del desarrollo urbano sostenible, ONU-Hábitat (Graham Alabaster) aborda las drogas desde una perspectiva urbana, centrándose en la salud urbana, las desigualdades en el espacio urbano (en particular, la falta de servicios públicos en determinadas zonas) y los medios para mejorar la gobernanza local y mejorar la seguridad urbana. En particular, ONU-Hábitat hizo hincapié en la importancia de implicar a la sociedad civil y recordó su papel de intermediario en las asociaciones entre la sociedad civil y los gobiernos locales. En cuanto a ACNUDH (Zaved Mahmood)La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) ha abordado la cuestión de las drogas con el apoyo de los Estados miembros, que han presentado resoluciones ante el Consejo de Derechos Humanos y la Asamblea General de las Naciones Unidas. La OACDH ha colaborado con ciudades de Colombia, Ghana, Indonesia, Malasia, México, Pakistán y el Reino Unido para debatir las políticas en materia de drogas y promover enfoques municipales basados en los derechos humanos. La OACDH publicó un informe sobre ""Los retos de los derechos humanos al abordar todos los aspectos del problema mundial de las drogas"El informe aborda la guerra contra las drogas, el hacinamiento en las cárceles, el uso de la pena de muerte y el impacto desproporcionado en las comunidades marginadas. El informe hace recomendaciones para pasar de modelos punitivos de política de drogas a enfoques que promuevan la salud y los derechos humanos. Estas recomendaciones pueden ser especialmente beneficiosas para las ciudades y las autoridades locales, donde la aplicación de la ley suele ser de su competencia.

 

El Debate Urbano de Ginebra brindó la oportunidad de escuchar directamente a las propias ciudades y su forma de impulsar el cambio local. Recordando el pasado industrial de Glasgow (Reino Unido), Casey Allan se refirió a la difícil historia de su ciudad, con importantes problemas de pobreza y zonas de privación, que conducen al consumo abusivo de drogas y alcohol. Aunque Glasgow ha sido el epicentro de las muertes relacionadas con las drogas en Europa, la ciudad ha reaccionado y respondido con políticas progresistas y con visión de futuro. Una nueva Estrategia de la Glasgow City Alcohol and Drug Partnership (2023-2026) se ha introducido con la visión de que los habitantes de Glasgow vivan libres de los daños del alcohol y las drogas. La monitorización también es una parte importante de los esfuerzos de Glasgow para comprender mejor las tendencias de las drogas y las necesidades de los consumidores. En 2019, Glasgow inauguró el 1st servicio de tratamiento asistido por heroína, y Glasgow será también la primera ciudad en abrir próximamente una sala de consumo seguro en el Reino Unido. En cuanto a Tshwane (Sudáfrica), Koena Nkoko recordó el hecho de que las ciudades eran la esfera de gobierno más afectada por las drogas. Debido a su proximidad con los residentes, los gobiernos locales pueden diseñar respuestas específicas para cada contexto y, por tanto, pertinentes. Tshwane, en estrecha colaboración con el mundo académico y la sociedad civil, ha creado el programa "Programa de consumo de sustancias orientado a la comunidad (COSUP), que presta una serie de servicios, como reducción de la demanda, tratamiento, educación y rehabilitación. Incluye intervenciones médicas, asesoramiento, servicios sociales, detección del VIH/SIDA y la tuberculosis, programas de intercambio de agujas, terapia de sustitución de opiáceos y apoyo posterior a la rehabilitación. Además, un "programa de medicina callejera" permite llevar servicios sanitarios a los beneficiarios, en sus localidades, a través del COSUP.

 

Las partes interesadas de la sociedad civil también aportaron sus puntos de vista durante el Debate Urbano de Ginebra. En particular, Judy Chang, de la Red Internacional de Consumidores de Drogas (INPUD) destacó la importancia del nivel local: "Hay más espacio a nivel local. Aquí es donde se innova y se actúa, y el nivel local se ajusta mejor a la vida y la realidad de la gente". En particular, recordó la importancia de consultar a los consumidores de drogas, para garantizar la adecuación de los servicios prestados. Para ello, deberían establecerse mecanismos formales de consulta. Ajeng Larasati, de Harm Reduction International subrayó la falta de financiación para la reducción de daños, la importancia de apoyar a los defensores para que también trabajen a nivel municipal para aumentar el apoyo político y ayudar a garantizar la actividad interna.

 

El Misión Permanente de Suiza y Colombia intervinieron desde el hemiciclo, subrayando ambos la necesidad de pasar de la represión a políticas de salud pública y basadas en los derechos humanos, la importancia de un enfoque de todo el gobierno y subrayando el papel de las ciudades como "laboratorios", donde puede experimentarse para orientar la acción nacional en materia de drogas. "Las políticas de drogas necesitan diálogo y cooperación a todos los niveles de gobierno", como recordó Colombia. Haciéndose eco de los oradores anteriores sobre el papel de las ciudades en el debate internacional sobre las políticas de drogas, el ciudad de Ámsterdam también intervino durante el acto para referirse a la próxima 6th Conferencia europea sobre reducción de daños en Varsovia (dic. 2024) y al Manifiesto de Ámsterdam sobre las drogasque está abierto a la adhesión. A través de este Manifiesto, alcaldes, científicos y ONG se comprometen a adoptar una política de drogas más humana, de acuerdo con cuatro principios rectores, con el fin de configurar políticas basadas en la evidencia, la empatía y la eficacia.

 

En su discurso de clausura, Ruth Dreifuss, miembro del GCDP y ex Presidente de Suiza, se refirió al hecho de que la comunidad internacional había decidido adoptar políticas punitivas en materia de drogas hace 60 años (en particular a través de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes de la ONU, así como de las siguientes Convenciones de la ONU de 1971 y 1988) y que éstas siguen vigentes hoy en día. Desgraciadamente, no existe un consenso internacional sobre la conveniencia y el modo de avanzar en la reforma. Este régimen internacional conserva hoy una fuerte influencia sobre las legislaciones nacionales. A pesar de ello, los gobiernos locales siguen teniendo que lidiar con personas drogodependientes que pierden su trabajo y su hogar y son consideradas una amenaza para la sociedad. Para ello, los gobiernos locales han empezado a aplicar reformas de la política de drogas a su nivel, demostrando lo necesario, útil y eficaz que es dar prioridad a la salud y a los derechos humanos de los consumidores de drogas. Y el GCDP se enorgullece de apoyar a las ciudades que han tomado esa dirección.

 

El GCH se mostró muy satisfecho de organizar un Debate Urbano en Ginebra sobre un tema que reúne tanto a la comunidad internacional de la salud como a la de los derechos humanos y sobre el que es necesario abrir más espacio para que las ciudades expongan sus mejores prácticas, que han demostrado claramente su eficacia sobre el terreno.

 

 

Vídeos

 

Día Mundial de la Droga: Impulsar la reforma de las políticas de drogas a nivel local, 26 de junio en Ginebra y en línea.

 

Drogas y ciudad

 

 

Ciudad de Tshwane